Enfermedad del Ébola (virus del Ébola)

La enfermedad del Ébola, anteriormente conocida como fiebre hemorrágica del Ébola es una enfermedad rara y mortal causada por la infección con una de las cepas del virus de Ébola. Este virus puede causar enfermedad en los seres humanos y en los primates no humanos (monos, gorilas y chimpancés).

La enfermedad del Ébola es causada por la infección con un virus de la familia Filoviridae, género virus Ébola. Hay cinco especies identificadas del virus del Ébola, cuatro de los cuales se sabe que causan la enfermedad en humanos: virus del Ébola (Zaire ebolavirus); Virus de Sudán (Sudán ebolavirus); Virus Tai Forestal (ebolavirus Tai Bosque, anteriormente conocido como Costa de Marfil ebolavirus); y el virus Bundibugyo (Bundibugyo ebolavirus). El quinto, virus Reston (Reston ebolavirus), ha provocado la enfermedad en primates, pero no en los seres humanos.

El virus del Ébola se encuentra en varios países africanos. Este virus fue descubierto en 1976 cerca del río Ébola en lo que hoy es la República Democrática del Congo. Desde entonces, los brotes han aparecido esporádicamente en África.

El huésped reservorio natural del virus del Ébola se desconoce. Sin embargo, basado en la evidencia y la naturaleza de virus similares, los investigadores creen que el virus es transmitido por los animales y que los murciélagos son el reservorio más probable. Cuatro de las cinco cepas del virus se producen en un huésped animal oriundo de África.

Para obtener más información, visite el sitio web de los Centros para el Control  y Prevención de Enfermedades sobre el Ébola aquí.